El 6 de diciembre de este año vence la inhabilitación para ocupar cargo público que el Cuarto Juzgado Unipersonal impuso al exalcalde Jesús “Koko” Giles al condenarlo por abuso de autoridad en agravio de la Municipalidad de Huánuco y la agencia de turismo Cole Travel.

Así lo precisó la jueza del Juzgado Unipersonal, Anabely Meza, en su resolución que declara infundado el pedido del Ministerio Público de revocar la pena suspendida de un año al exalcalde y su exfuncionario Josías Leandro, también condenado por el mismo hecho, y se dicte la prisión para ambos.

La jueza acogió los argumentos de los abogados de Giles y Leandro, Ramiro Surichaqui y José Revier, de que ya se cumplió el periodo de prueba de la condena y por lo tanto no procede el pedido de revocar la condena.

En ese sentido indicó que la sentencia del 28 de junio del 2017 que condena a Giles y Leandro precisa que debía ejecutarse de manera provisional, por lo tanto el periodo de prueba de un año para cumplir las reglas de conducta impuestas venció el 27 de junio del 2018.

Pero Meza también declaró infundado el pedido del abogado de Giles de que se declare la rehabilitación inmediata de su patrocinado. La jueza advirtió que como Giles y Leandro no han pagado el íntegro de la reparación civil: 3 000 soles a la Municipalidad y 13 073 a Cole Travel (Carola Córdova) que les fue impuesta de manea solidaria, no puede declararse su rehabilitación y dejó a salvo el derecho de la Municipalidad y la empresa a acudir a las instancias correspondientes para reclamar el pago de la reparación civil.