Para el vicegobernador regional, Erasmo Fernández, la actitud del gobernador regional, Juan Alvarado, de excluirlo de la gestión del Gobierno Regional obedecería a su incomodidad porque se opone a que desde el Gobierno Regional se generen falsas expectativas en la población ofreciendo proyectos irrealizables o plazos que no se van a cumplir.

“Hay que evitar falsas expectativas. Eso es lo que no quiero que se venda. No podemos vender humo a la gente”, señaló.

Fernández consideró como “humo” el anuncio del Gobierno Regional de que se asfaltarán 900 kilómetros de carreteras del departamento en convenio con Provías Nacional, el ensanchamiento a cuatro carriles de la carretera Central desde Andabamba hasta La Esperanza y la promesa hecha a los ambinos de que en cinco meses estaría concluida la obra de agua y desagüe de la ciudad de Ambo.

“El convenio [con Provías Nacional] consiste en mantenimiento por servicios y eso significa que si tu carretera está con baches, te lo afirmo; a tu puente le falta pintura; te lo pinto. Para eso es el convenio, pero no es asfaltado. Puede ser bicapa asfáltica de Higueras a Jesús cuando se sustente que hay un alto tráfico, pero hay tramos donde solo va ser mantenimiento tal como todos los años”, explicó el también ingeniero civil de profesión.

“Se está vendiendo humo. No hay que decirle que se va a asfaltar la carretera, porque la gente va a venir en un año y va a decir: Señor, usted prometió asfaltar. ¿Dónde está? No quiero que se embalsen las protestas, eso es lo que no quiero. No quiero que le digan esas cosas a la población. Creo que eso le incomoda”, apuntó.

El proyecto de ampliación a cuatro carriles de la carretera Central anunciado por Alvarado también fue considerado como “humo” por Erasmo Fernández, quien consideró que es técnicamente improcedente porque en el Ministerio de Transportes hay un proyecto con expediente técnico para mejorar la carretera Central que contempla el nuevo trazo por encima de San Luis, Amarilis, hasta La Esperanza, e incluye un túnel.

“Es difícil que lo hagan. Primero se necesita que el proyecto esté en el plan de inversiones. Eso se puede hacer, pero se tiene que tomar presupuesto de otros proyectos (…) Optimistamente un año se puede hacer el perfil; el siguiente, el estudio de factibilidad; el siguiente, el estudio definitivo, en el mejor de los casos (…) hacer los cuatro carriles significa ampliar el ancho de la calzada. Desde el puente [Huallaga] hasta el Paradero 15 hay que expropiar terrenos y casas y luego desde el Hospital del Seguro hasta el puente Llicua. Hay que tumbar el seguro, Electrocentro, el Colegio Marcos Duran Martel. ¿Razonablemente se va a poder hacer? No se puede hacer. Eso no les gusta que les diga”, argumentó.

A esas objeciones añadió el presupuesto que demandaría la obra: de 100 a 200 millones, según estimó. “Hay que construir un puente nuevo sobre el río Huallaga, porque no puedes construir carretera de cuatro carriles con ese mismo puente de más de 50 años. Un nuevo puente ¿cuanto cuesta? Si el proyecto de agua potable que cuesta ciento y tantos millones no sale hasta ahora, ve la envergadura de inversión y ve también que no puede haber duplicidad de proyecto en el MTC.  La principal traba es la duplicidad del proyecto”, argumentó. “Por eso he dicho que es una mecida del ministerio, es humo. Y nosotros caemos”, cuestionó refiriéndose al proyecto de ampliar a cuatro carriles la Carretera Central.

En ese sentido, Erasmo volvió a proponer al gobernador regional exigir al Ministerio que exija al contratista la entrega del expediente y se lance a licitación su ejecución.

No obstante, enfatizó que su posición no es en contra de mejorar la transitabilidad en la carretera Central, sino plantear proyectos reales.

“Las vías auxiliares en Cayhuayna están libres y en puntos estratégicos hacer control de tráfico para evitar el emebotellamiento. Eso es posible, inmediato y ejecutable”, acotó el también docente universitario.

AMBO

En el caso de la obra de agua y desagüe de la ciudad de Ambo, el vicegobernador fustigó que se haya ofrecido concluirla en cinco meses y a pesar que ya transcurrieron tres de la gestión, el miércoles constató en dicha ciudad que hay poco personal trabajando y no hay materiales para avanzar la obra.

Además indicó que la obra presenta fallas, pues en la mayoría de sectores no pasa la prueba hidraúlica, lo que implica volver a excavar para mejorar las conexiones. “No puede dejarse así, sino va a pasar lo que sucedió en San Juan de Lurigancho (inundación de casas por aguas servidas por el colapso del sistema de desagüe), pues una pequeña fuga contamina todo el suelo, se asienta la plataforma y ahí viene el problema”, explicó.

Erasmo afirmó también que no hay frente de trabajo para concluir el sistema de desagüe, que incluye la construcción de un sifón para cruzar el río Huertas y llevar las guas servidas hacia la planta de tratamiento.

“La demora en esta obra no permite que se hagan las pistas y veredas de Ambo que ya tiene presupuesto y corre riesgo de que el Ministerio de Vivienda lo revierta”, advirtió.

El ingeniero civil informó además que el alcalde de Ambo, David Herrera, le ha pedido al Gobierno Regional que le entregue la parte del malecón del bulevard para administrar el terminal terrestre y los vehículos puedan continuar su ruta por ese lugar a Huácar y Yanahuanca.

“He coordinado con el gerente general [del Gobierno Regional] Luis Briceño y de acá una semana como máximo está previsto la entrega parcial del bulevard. Ojalá lo hagan”, declaró.

Erasmo insistió que este tipo de coordinaciones es el que busca realizar desde su puesto de vicegobernador regional.

“Yo no quiero ser el gerente o subgerente de obras, no quiero manejar el presupuesto de las obras, yo quiero que me dejen intervenir para ayudar la gestión, decir: Acá nos falta esto y hay que hacerlo”, acotó.

“Yo lo que quiero es apoyar la gestión; quiero que, tal como lo hemos prometido en la campaña, hagamos un esfuerzo conjunto, él con sus actitudes y cualidades de político, de conexiones con el ministerio, busque los contactos y aquí sea eficiente la gestión”.
Erasmo Fernández, vicegobernador regional.

Erasmo Fernandez