La Hacienda Cachigaga, famosa por su destilado de aguardiente, ahora también destila cultura. Sí, “Destilando Cultura”, se llama el festival de arte, cultura, folklore, comida típica y más que la tarde de ayer fue inaugurada por don Honorato López, dueño de dicha hacienda.

Pero este novedoso proyecto pertenece a dos de sus nietos: Mauricio López Gines y Alexander Franceza López y a Wendy Rosales Martel, la tercera emprendedora.

“Nosotros vimos que en Huánuco no hay un lugar donde se exponga el arte, la comida típica, los productos [agroindustriales] huanuqueños, un lugar que concentre todo lo que es Huánuco y podamos promover nuestra identidad”, dice Alexander al explicar el origen de “Destilando Cultura”.

Indica que el festival busca ser también cada domingo una vitrina para danzantes, músicos y otros cultores del arte, pero también para los productores agroindustriales.

Franceza López señala que están aprovechando que la Hacienda Cachigaga ya forma parte de un circuito turístico, para ofrecer su nueva propuesta que va de la mano con la visión de su abuelo Honorato: promover el turismo con la hacienda.

Así, la tarde de ayer mientras los comensales degustaban de comida típica huanuqueña, se exhibían danzas y en un ambiente especial estaba la feria. Estands con libros de autores huanuqueños y foráneos, los productos de Cachigaga, otros productos de cacao, entre otros.

“Es un circuito completo”, agrega Alexander Franceza, quien insiste en que ahora el visitante tendrá una experiencia diferente.

El festival “Destilando Cultura” estará abierto todos los domingos desde las 11 de la mañana hasta las 6 de la tarde en la Hacienda Cachigaga, y ya alista incluir talleres para pequeños y el museo de antigüedades de la hacienda “para que conozcan cómo era antes y conocer la producción de Cachigaga”.

Alexander asegura que este emprendimiento con su primo y enamorada, ha recibido el apoyo de su familia y su experiencia en los servicios.

Don Honorato y los tres emprendedores.