Tres ceremonias de sacrificio de niños chimúes, que datan del Chimú Medio (1200-1250 d. C.) hasta la época Inca (1500-1520 d. C.), se habrían registrado en la zona arqueológica Pampa La Cruz, ubicada en el distrito trujillano de Huanchaco, departamento La Libertad.

Así lo reveló el director del proyecto arqueológico Huanchaco, Gabriel Prieto Burméster, quien sostuvo que la superposición de los cuerpos, la forma de entierro, los telares y artefactos hallados refuerzan esa hipótesis.

Arqueólogos investigan por qué los Chimú sacrificaron niños, el bien más preciado de la sociedad.

El investigador, nativo de Huanchaco, y su equipo hallaron los restos óseos de 95 niños de entre 6 y 15 años, los que sumados a los 132 encontrados en la temporada 2018 hacen un total de 227.

Precisó que el primer evento de sacrificio se habría llevado a cabo entre el 1200 y 1250 d. C.; el segundo, entre el 1400 y 1450 d. C.; en tanto que el tercero y último, entre el 1500 y 1520 d. C.

El arqueólogo señaló que hasta el momento no tienen evidencias de su relación con algún fenómeno natural como El Niño, por lo que se cree que los sacrificios fueron una ofrenda a la diosa del mar o para celebrar alguna victoria.

CONQUISTAS

“Hemos hallado artefactos de la cultura Lambayeque, por esa misma época aproximadamente los chimúes conquistaron los territorios del norte; entonces es una posibilidad el que estos sacrificios hayan sido para propiciar buenas batallas o conmemorar triunfos”, explicó.

Lo que aún es un gran misterio para Prieto y su equipo es descifrar con certeza el porqué los chimúes sacrificaban niños y en qué momento se inició esta tradición.

“Los niños son el bien más preciado de la sociedad, ya que representan el futuro de la misma; sin embargo, lo que queremos saber es qué cambió en los chimúes para empezar a sacrificarlos; porque los moche sacrificaban adultos, pero menores no”, subrayó.

Para el investigador, la respuesta a esta interrogante está en Pampa La Cruz, donde se descubrió el sacrificio más antiguo de un niño chimú (1250 d. C.) de todo el valle de Moche, e incluso anterior a los encontrados en Huanchaquito.

Tras estos nuevos hallazgos, Prieto destacó la necesidad de construir un museo para Huanchaco, en el que se exhiba todo lo desenterrado durante cada etapa de excavación, pero también parte de la cultura viva de la ciudad trujillana. (Andina)

Es el sitio más grande donde se han encontrado restos de niños sacrificados, no hay otro en el mundo, le dijo el arqueólogo Feren Castillo Castillo a la agencia AFP que recordó que este hallazgo de un sacrificio infantil masivo no es el primero en la zona de Pampa La Cruz. En junio de 2018 se descubrieron restos de 56 niños. Y Pampa la Cruz está a solo dos kilómetros de Huanchaquito, lugar donde en abril del 2018 se descubrieron 140 niños y 200 llamas sacrificados en un ritual similar. Ese hallazgo fue documentado por la revista National Geographic.

Con sumo cuidado los restos fueron sacados a luz.