Durante una requisa en el Pabellón 6 del establecimiento penal de Potracancha, agentes del INPE hallaron dos celulares, tres baterías, un audífono y un cargador artesanal de celular que los internos arrojaron para no ser descubiertos.

El operativo de rutina se realizó la noche del martes. En su recorrido por los diferentes ambientes del primer y segundo piso, los agentes encontraron en los tachos de basura y pasadizos dos modernos celulares, tres baterías, un audífono, un cargador, entre otros cables.

El jueves pasado, el INPE reportó el hallazgo de 10 celulares y diversos accesorios. Todo lo incautado fue entregado a la Policía y Fiscalía.