En un audio difundido recientemente por un medio local, se escucha a la hija del gobernador regional, Juan Alvarado, Inés Alvarado Modesto, ordenar al director regional de Agricultura, Edu Chávez, que ella se encargará de la contratación de las personas que trabajarán en el proyecto de “Mejoramiento de servicios agrarios para el fortalecimiento de la cadena productiva de palto variedad Hass a productores organizados en las provincias de Pachitea, Huánuco y Ambo”.

Pero, ¿por qué es tan importante este proyecto? Aquí, lo explicamos. La gestión anterior aprobó en octubre del 2018 el expediente reformulado del proyecto que tiene un financiamiento de 3 185 027.55 soles para capacitar por tres años a productores organizados en el manejo de paltas de la variedad Hass.

Las asociaciones de productores deben ser capacitados en tres componentes: eficiente conocimiento técnico en el manejo del cultivo de palto, organizaciones de productores fortalecidas, conocimientos de gestión empresarial y comercial.

Durante tres años se debe trabajar con productores de los distritos de Huácar, San Francisco y Ambo en la provincia del mismo nombre; Chaglla y Umari de Pachitea y Chinchao y Santa María del Valle en Huánuco.

El proyecto se financiará con recursos propios del Gobierno Regional y ejecutará por administración directa; es decir, la misma DRA contrata a los capacitadores. Hecho que Inés Alvarado coordinaría con el “ingeniero Segundo”, según se escucha en el audio.

La ejecución del proyecto inició el año pasado, un mes antes de culminar la gestión de Rubén Alva, y aún no es retomado por la actual gestión.

“No tiene financiamiento”, expresó Chávez alegando que no puede contratar personal para un proyecto que está paralizado, en un intento por minimizar la aparente intromisión de la hija del gobernador.

Explicó que la gestión de Alva destinó 800 000 soles para iniciar el proyecto, pero solo gastó 550 000 y la diferencia fue revertido. “No hay dinero programado para el proyecto”, dijo el funcionario al indicar que está gestionando el dinero para darle continuidad.

Negó intervención de Inés Alvarado en su gestión. “Existe confianza entre nosotros, hemos trabajado en la campaña”, dijo en un primer momento. Sin embargo, luego alegó que las decisiones las toma él con el gobernador y “hay personas interesadas en dañar la gestión”.

En tanto, la hija del gobernador publicó en su cuenta de Facebook “Nada más valioso que la amistad. De conocernos con la mirada a distanciarnos por malos entendidos, es buenísimo sentir que la confianza y el cariño no se pierden con el tiempo”.

En uno de los comentarios del post la joven dice “[…] Me considero una mujer de palabra, leal a sus principios y no a sus intereses personales. No soy de los que se desespera por robar porque, en cuanto a mí, sé trabajar, no solo soy la hija de alguien, soy independiente a mi corta edad. Tengo mis principios y la frente en alto. Espero muchos puedan decir lo mismo”. Esta es su respuesta al comentario de la excandidata a a la alcaldía de la provincia de Leoncio Prado por Acción Popular, Gleysi López, quien le expresa su solidaridad.

A Inés Alvarado se le acusa desde el inicio de la gestión de intervenir en la contratación del personal en el Gobierno Regional. Hecho que descartó su padre, el gobernador.

Ella es junto con su hermano Lenon, accionista de las empresas Inversiones y Representaciones Jescont, Inversiones en Ti Jesús, Constructora y Consultora Enroe y Consorcio Supervisor Jireh.

El gobernador, en tanto del escándalo, pidió disculpas por las palabras de su hija para luego asegurar que “las decisiones las tomo yo, no mi hija”.