Un hecho lamentable ocurrió el domingo en el Club Lawn Tennis, que empañó la final de la Etapa Distrital de la Copa Perú de Amarilis, donde hinchas del Micaela Bastidas agredieron y amenazaron con armas punzocortantes a la terna arbitral, encabezada por Lelis Uzuriaga.

“El partido entre Juventud Colo Colo y Micaela Bastidas terminó con normalidad, los jugadores salieron tranquilos. Después de unos minutos, los hinchas ingresaron con armas blancas (picos de botella y cuchillos) a amenazarnos y tuvimos que escapar del lugar, con ayuda de hinchas de otros equipos. No es la primera vez que ocurre este tipo de incidentes en Amarilis. Voy a denunciar este hecho y pedir garantías para mi vida. A los responsables de este hecho los tengo plenamente identificados”, sostuvo el árbitro sin ocultar su molestia.