La visita del presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, a la ciudad de Tingo María constituye un hecho histórico y trascendental en una zona que ha sido golpeada por la violencia política y que hasta no hace mucho era considerada zona de emergencia.

La presencia del mismo presidente del Poder Judicial y de presidentes y representantes de otras nueve Cortes Superiores de Justicia del país en la ciudad de la Bella Durmiente grafica claramente el clima de paz y seguridad que vive esta parte de la selva huanuqueña, que es todo un potencial turístico y agroindustrial.

Más allá de la agenda institucional que cumplieron las autoridades y funcionarios judiciales, está el momento histórico de la visita de un presidente del Poder Judicial a la ciudad de Tingo María por primera vez.

Un hecho que debe ser aprovechado para enviar señales  al  resto del país y del mundo de las nuevas condiciones político sociales  de la provincia de Leoncio Prado e impulsar el turismo en la zona. El fin de semana se reunieron presidentes de Cortes de Justicia y el presidente del Poder Judicial, la próxima puede ser el presidente de la República y sus ministros en una sesión descentralizada y después del Congreso de la República.

La visita de Duberlí puede marcar el hito para otras visitas de altas que ayuden a proyectar la buena imagen de Leoncio Prado tras décadas de ser violentada.