Un padre de familia falleció producto de una fuerte descarga eléctrica que habría recibido mientras trabajaba en su taller de metal mecánica en el asentamiento humano San Luis, distrito de Amarilis.

La tragedia ocurrió poco después de las 5 de la tarde de ayer, en el jirón Rímac, a unos 150 metros arriba de la carretera Central, altura del Paradero 9.

Naciocinio Campó Blas (66), según se conoció, fabricaba una ventana de fierro cuando habría ocurrido el accidente. Estaba solo y nadie vio el momento en que se electrocutó.

Un obrero que construye el segundo piso de la casa del costado lo vio en el suelo. Inicialmente no sospechó nada malo y pensó que dormía.

Bajó y cuando volvió a subir seguía en el suelo por lo que decidió llamarlo, pero no respondía.

Ante ello comunicaron a los serenos de Amarilis que estaban cerca del lugar. En presencia de algunos vecinos, los serenos ingresaron al taller y encontraron inconsciente a quien sus amigos llamaban Nacho.

Pese a que no tenía signos vitales, los serenos llamaron a los profesionales del SAMU quienes llegaron a la vivienda y al revisar el cuerpo constataron que estaba sin vida y presentaba signos de haberse electrocutado.

Fue entonces que reportaron la muerte al Ministerio Público y a la Divincri. Personal del área de homicidios y criminalística llegaron a la casa, luego una fiscal y el médico legista.

Durante la diligencia, las autoridades encontraron en el suelo una soldadura, así como el marco de una ventana sobre una mesa cerca del cadáver, lo que hace presumir se encontraba soldando cuando podría haber pisado un cable con electricidad, pues incluso el padre de familia estaba descalzo.

El cadáver fue internado en la morgue y hoy se realizará la necropsia que determinará las causas de su muerte.