Tres instituciones: Autoridad Local del Agua (ALA), Dirección Regional de Energía y Minas (DREM) y la Agen­cia Técnica Forestal (ATF) ofrecieron elaborar sus informes técnicos sobre los ojos de agua de la localidad de San Juan de Higos en la comu­nidad de Salapampa, provincia de Ambo, dos de los cuales se han secado y otros han dismi­nuido su caudal, aparentemente por los traba­jos que se realizan para la construcción de la central hidroeléctrica Santa Lorenza.

El plazo para que entreguen dichos in­formes venció ayer miércoles. Hay bastan­te espectativa por esos tres informes técni­cos porque debe ayudar a entender lo que está pasando en San Juan de Higos.

Los pobladores responsabilizan a la construcción de la Central Hidroeléctrica lo que está pasando con los puquios. Los ejecu­tivos de la Empresa de Generación Eléctri­ca Santa Lorenza no han descartado ni han confirmado esa posibilidad.

En medio de esa situación se espera que los informes den luz a la situación y ayuden a enfrentar la situación.

Pero por ahora la exigencia es que el ALA, la DREM y la ATF entreguen ya sus informes. Incumplir el plazo solo aumen­tará la desconfianza de la población en las autoridades e instituciones y debilitará el incipiente espacio de diálogo que la Ofici­na de Conflictos del Gobierno Regional y la Prefectura han logrado abrir. Se espera que ayuden, no que saboteen el diálogo.