Mejorar el servicio de Neonatología recomendó la Contraloría General recomendó al director del Hospital Hermilio Valdizán Medrano a fin de garantizar la oportuna atención a los pacientes recién nacidos.

Refirió que el equipo de auditores realizó una visita de control a dicho nosocomio y verificó deficiencias en equipos biomédicos, desabastecimiento de medicamentos e insumos médicos, recursos humanos limitados así como escasez de reactivos de laboratorio, que afectan la normal atención de los recién nacidos normales y prematuros.

“Se encuentran inoperativos y con deficiencias, por ejemplo, el monitor multiparámetro que se utiliza para medir la frecuencia respiratoria del recién nacido, el ventilador mecánico que es vital para los recién nacidos que padecen de insuficiencia respiratoria, el pulsioxímetro que permite medir  los niveles de oxígeno en sangre de los bebés, la incubadora con cápsula estándar,entre otros”, detalla la Contraloría.

Las salas de atención neonatal presenta ambientes reducidos, sin climatizar para la protección de los neonatos prematuros y algunos equipos están inoperativos.

Los auditores verificaron además que las cunas así como la incubadora neonatal con el recién nacido prematuro se encuentran en el pasadizo, que ocasiona que no reciban un tratamiento continuado y estén expuestos a contraer infecciones intrahospitalarias.

A ello se suma que el Servicio de Neonatología cuenta con un médico neonatólogo, quien está programado que brinde servicios durante 150 horas al mes. En su ausencia, el servicio carece de especialistas para la atención de los recién nacidos complicados y normales.

Los resultados de esta visita fueron notificados al director del Hospital para que adopte las acciones correctivas pertinentes en el marco de sus competencias y obligaciones, detalló.