Al menos una decena de personas se encuentran desaparecidas al ser arrastradas indistintamente por huaicos que cayeron en la zona de Carpish, distrito de Chinchao, y que desde la noche del domingo bloquean el tránsito en la carretera Huánuco-Tingo María en aproximadamente cinco kilómetros.

Efectivos de la Comisaría de Acomayo (Chinchao) confirmaron haber visto a tres personas, dos mujeres y un varón, ser arrastradas por el huaico cuando intentaban cruzarlo en su afán de continuar su viaje hacia Tingo María. Eran la una de la tarde aproximadamente cuando ocurrió esta tragedia. Los policías tenían la bolsa de una de las personas desaparecidas por el lodo.

Los agentes que llegaron a la zona en horas de la mañana recibieron información de pasajeros varados que al promediar las 6.30 de la mañana una mujer y su bebe fueron arrastrados por el huaico y a las 10 de la mañana cinco personas corrieron igual suerte trágica.

Y a las 5 de la tarde otras cinco personas habrían sido arrastradas por el alud, de acuerdo con reportes recibidos por efectivos policiales.

Las tragedias se registraron cuando las personas cruzaban los huaicos para hacer trasbordo y continuar sus viajes. A pesar de lo sucedido y las advertencias de los policías, las personas continuaban exponiendo sus vidas cruzando y rodeando por los cerros los huaicos.

Sin embargo la cifra de desaparecidos podría incrementarse si se confirma que el inmueble de adobe destruido por el huaico estaba habitada.

En la zona también hay varios vehículos: camiones y automóviles, semisepultados por el lodo.

De acuerdo con Provías Nacional, los huaicos se han producido entre los kilómetros 47 y 51+800 de la carretera Central. Son aproximadamente 16 huaicos los registrados hasta ayer, pero 14 bloquean la carretera desde Carpish hasta Mirador.

Entre los huaicos hay vehículos y pasajeros varados a la espera de que se restablezca el tránsito.

Provías Nacional reportó que la empresa Concar realiza la limpieza del huaico con dos retroexcavadoras, dos cargadores frontales y dos volquetes, sin embargo los trabajos se retrasan porque en la zona se siguen presentando lluvias.

Restos de una vivienda que se desconoce si estaba ocupada y al fondo los vehículos sepultados parcialmente por el lodo.

Maquinaria limpia el huaico.