“Perdona nuestros pecados, así como nosotros perdonamos…”, rezaban los fieles el Jueves Santo en la iglesia Cristo Rey, cuando un estruendo interrumpió las plegarias convirtiéndolos en gritos, llanto, desesperación. La bóveda del techo de la iglesia había iniciado a desplomarse. Desde la puerta hacia el altar avanzaba rápidamente y los devotos de Jesucristo corrían con esperanza de un milagro hacia el Santísimo (Cristo consagrado en eucaristía) que era venerado como parte de la tradición católica. “Llegamos al altar y todo se detuvo, estábamos a salvo”, cuenta Betty Ramírez Daga.

Ella junto a su madre, adulta mayor, y su hijo de 6 años prendía una vela pidiendo al Señor Jesucristo por la pronta recuperación de su esposo. “Habíamos empezado a rezar cuando todo se vino abajo”, narra con espanto.

Los más de cien fieles que se encontraban en el interior rezando, cantando, confesándose y simplemente en silencio tuvieron que salir por la puerta posterior de la iglesia que da hacia el colegio San Luis Gonzaga.

“¿Por qué se ha caído?”, preguntaba un inocente niño de 5 años que miraba sorprendido el desastre. Su madre a fuera de la iglesia lloraba esperando que su hijo esté a salvo, pues segundos antes del accidente se había despegado de ella regresando al altar para persignarse. “¡Bendito sea Dios!”, exclamó al ver a su niño siendo rescatado por personal del Samu sano y salvo.

A segundos de ocurrido el desastre, efectivos policiales cerraron el pase por el jirón Dos de Mayo y Ayacucho para rescatar a los que aún se encontraban dentro de la iglesia Cristo Rey. Cuatro personas fueron atendidas de emergencia afuera del colegio San Luis Gonzaga. Mientras otras 12, en el Hospital Regional Hermilio Valdizán, EsSalud y clínicas privadas por aspiración de polvo, fracturas y heridas en diversas partes del cuerpo.

El obispo de la Diócesis de Huánuco, Neri Menor Vargas, informó que el Instituto Nacional de Defensa Civil realizará la evaluación técnica a la infraestructura de más de 200 años de antigüedad para determinar las acciones a realizar para su restablecimiento.

Monseñor no precisó cuánto tiempo demorará la evaluación, pero confió que se realizará en el plazo más breve. “La iglesia depende de la caridad del pueblo”, comentó al señalar que para su restablecimiento se necesitará el apoyo de los fieles. Cristo Rey no está declarado como patrimonio cultural por el Ministerio de Cultura por lo que se podrían realizar cambios en su infraestructura sin problemas.

OTROS TEMPLOS

El obispo indicó que en Huánuco también existen problemas en las estructuras de las iglesias San Cristóbal que tiene la torre derrumbada desde abril del 2014; La Merced también con problema en su torre que está declarada en emergencia y la capilla de Huayopampa que está declarada inhabitable.

“Dentro de la ciudad son las que presentan problemas, pero si hablamos de toda la Diócesis el número incrementa”, anotó al pedir el apoyo de las instituciones y pueblo para trabajar en la restauración de las mismas.

Niños, adultos y adultos mayores atendió el Samu.

Rápidamente la iglesia fue cercada en previsión.