Trágica muerte encontró el ingeniero civil Roberto José Gómez Ríos (57) al despistarse y caer al abismo el automóvil que lo movilizaba en la provincia de Lauricocha. El conductor y otras dos personas que trabajaban en una obra en la carretera resultaron heridos.

El accidente se produjo poco después de la 1 de la tarde de ayer, cerca del lugar denominado “La curva de la Felicidad”, en la zona de Tocana, provincia de Lauricocha.

Según una versión, a esa hora el ingeniero Gómez y sus trabajadores se dirigían a Jesús para almorzar y lo hicieron en el automóvil de placa F3T 244, Hyundai, que contrataron para desplazarce.

Una versión es que el vehículo era conducido por un menor de edad, quien habría perdido el control mientras manipulaba el equipo de sonido.

El auto se despistó y dando vueltas de campana cayó a unos 200 metros de profundidad.

Los heridos habrían salido caminando hasta la carretera desde donde fueron auxiliados y llevados hasta el Centro de Salud de Jesús, pero el ingeniero Roberto Gómez falleció en el camino.

Los heridos fueron identificados como Roy Gonzáles Villarreal (17), Luis Carlos Garay Flores (48) y Paúl Antoni León Vásquez (28), los que fueron trasladados al Hospital de Contingencia.

Mientras que policías de Jesús y un fiscal levantaron el cadáver del ingeniero y lo internaron en la morgue.