Josué Canchari de la Cruz

CACHIMBAS Y CACHIMBOS 2018

¡Sí, ingresé!, ¡lo logré!, ¡lo hice!, ¡Gracias a Dios!, han sido quizá las primeras frases de alegría, acompañado de lágrimas al saber que obtuviste el ingreso a la Universidad. Será un día en que nunca te olvidaras, marcará tu vida profesional y desde luego es una satisfacción personal y familiar.

El ingreso a la Universidad no fue por suerte, aunque quizá ese día previo al examen algún familiar o amistades te dijo “suerte”, créame que la suerte no existe si no buscas, no existe la casualidad si no perseveras; desearle suerte a una persona es desconfiar de su capacidad, es dudar de que puede lograr; en lugar de suerte es mejor desearle éxito.

La alegría se extiende hacía los padres, hermanas, hermanos, amigos, colegios, academias, etc. Algunas y algunos ya recibieron el bautizo del cachimbo con el famoso corte de pelo, que generalmente es realizado por los familiares y amigos.

TODO SACRIFICIO, TIENE RECOMPENSA

Una frase que efectivamente cumple con el principio de causalidad. A lo largo de nuestra vida hemos escucha esta frase, que alguien mayor suyo dando consejos para la vida y esto es lo que justamente pasó por ti, por tu esfuerzo de dedicación en el estudio, lograste el ingreso a la universidad. Son 3 años en inicial, 6 años en primaria, 5 años en secundarias y la academia, que suman aproximadamente 15 años de estudios, de hecho que los últimos años fue más intenso. Fueron muchos años de sacrificio para los padres, desde preparar tus alimentos, dotar de vestimenta, salud, educación, etc. Son días y años en trasladar a su centro educativo, de la misma manera esperar a la salida para retornar juntos a la casa, días y meses de academia intensiva, inclusive con los llamados “ciclos intensivos” que iniciaba muy temprano y finalizaba muy noche, otros por su propio medio estudiando hasta altas horas de la noche y madrugada, que sus mesas de estudio son testigo de noches de sueños, momentos en que sentías que tus ojos se cerraban de cansancio, por más que tu mente persistía en seguir estudiando, fue una constante lucha entre el cansancio y la persistencia.

LA NUEVA VIDA UNIVERSITARIA

Ahora que ingresaste a la universidad, inicias una etapa muy distinta a la del colegio, ahora comienzas a vivir un mundo nuevo con muchas ilusiones y sueños por conseguir.

Seguramente al comienzo te perdiste al realizar los trámites para la matricula, el examen médico, los pagos, los horarios, tu aula, etc. En un momento querías pedir apoyo de mamá o papá, pero entendiste que ya es tiempo en que debes finalizar tus trámites sin el apoyo.

En la nueva vida universitaria tendrás más libertad, pero al mismo tiempo más responsabilidades y eso te hará madurar. Ahora ya no tendrás un docente que pueda atenderte en exclusividad para incentivar a estudiar o reclamar tu inasistencia, pues desde ahora estudiar será de entera responsabilidad tuya. Debes saber que ahora te dedicarás más horas al estudio que antes, pero al mismo tiempo gozaras de participar en distintos eventos deportivos, culturales, sociales que se organizan dentro de la ciudad universitaria.

El cambio puede ser chocante para algunas y algunos, pero tienes que aprender a asimilar una nueva etapa de tu vida, ahora tendrás que hacer nuevos compañeros y socializarte en un mar de desconocidos, tendrás que filtrar a tus amistades, porque ahora es momento a que inicies a disfrutar de esta nueva etapa y es momento a que te integres en todas las actividades que puedas de acuerdo a la disponibilidad de tu tiempo.

 ACTIVIDADES UNIVERSITARIAS

Es bueno acoplarte a las actividades que se programan en la universidad, tales como la recepción de cachimbos, los juegos inter-facultades de cachimbos, los juegos deportivos, las elecciones estudiantiles y de docentes, entre otros. Te darás cuenta que realmente vas a sentir que estás viviendo una época muy linda de tu vida. Lo más importante con estas actividades es que también te dediques al estudio, el éxito dependerá de ti mismo, por ello no faltes a las clases, sólo así te empezará a gustar las materias de estudio.

Por último, ahora te toca sobrevivir en la universidad, verás que puedes utilizar muchos recursos que brinda la universidad, como: biblioteca, wifi, comedor, bus, centro de idiomas, talleres formativos, campos deportivos, entre otros. Además de ello debes conocer el plan de estudios de tu facultad o escuela profesional, los reglamentos de la universidad, etc. Ahora me atrevo desearte a ti ingresante 2018, que durante tu vida estudiantil y profesional que tengas muchos éxitos.

“Tu ingresaste a la universidad para cumplir tu sueño y alcanzar tus metas profesionales, desde ahora serás la arquitecta o arquitecto de tu propio destino”