Durante todo el día de ayer, el juez de Investigación Preparatoria de Amarilis, Iván Aguirre, analizó el pedido fiscal de dictar prisión preventiva para 20 acusados de integrar la organización criminal “Los Terribles de Huánuco”, dedicados a la invasión de terrenos y traficar con los mismos.

Continuando con la lectura de su resolución que culminaría –entre mañana miércoles o el jueves– con su decisión de dictar o no prisión preventiva, el juez analizó lo dicho por el fiscal, así como también lo sustentado por los abogados defensores.

El magistrado se refirió ayer respecto a los graves y fundados elementos de convicción que los relacionaría con el delito, así como la pena que se les impondría en caso de ser sentenciados, además del peligro procesal y el plazo de la prisión preventiva.

Como informáramos en ediciones anteriores, el fiscal César Palli Calla ha solicitado al juez se imponga a los 20 detenidos prisión preventiva por 36 meses.

A todos los acusa de integrar una organización criminal, pero también a la mayoría de ellos del delito de usurpación agravada de los terrenos de La Pedroza o Pedraza, y terrenos de San Andrés. Y solo a algunos del homicidio del dirigente Russel Espinoza.

Los abogados de los investigados han cuestionado la declaración de los colaboradores eficaces, así como a los testigos en reserva usados por la Fiscalía.

Asimismo han dichos que sus versiones no han sido corroboradas con otras pruebas.

Varios de los detenidos han dicho no tener terrenos y otros que sí tenían, pero que los compraron posterior a la toma de tierras.

Además de haber escuchado a las partes, el juez está verificando la documentación presentada por la Fiscalía y la defensa.