La jueza del Segundo Juzgado Civil de Huánuco, Juana Cercedo, declaró inejecutable la sentencia que emitió en el 2017 ordenando que la Gran Unidad Escolar Leoncio Prado entregue la posesión del inmueble ubicado en el jirón Bolívar 260 – 264 y jirón San Cristóbal 135 – 139 a la empresa Carrión Automotriz, debido a que el mismo Poder Judicial resolvió a favor de la Gran Unidad Escolar el proceso de mejor derecho de propiedad, con lo cual reconoció como propietario de dicho inmueble a la referida institución educativa.

Así las cosas, la resolución de la jueza Cercedo fechada 8 de agosto no solo reconoce la posesión del referido inmueble a favor de la Gran Unidad Escolar sino también su propiedad.

Como se recuerda, la empresa Carrión Automotriz compró dicho inmueble a los esposos Nicolás Bernal Oviedo y María Luisa Urbano, inquilinos de la Gran Unidad Escolar. Un grupo de padres de familia recuperó el inmueble y Carrión Automotriz promovió un proceso para recuperar la posesión, en tanto se demoraba en resolver el proceso por mejor derecho de propiedad entre la Gran Unidad Escolar y los esposos Bernal Urbano. En ese interín, Carrión Automotriz vendió el inmueble a Carlos Capellini Rojas.

Con la decisión de Cercedo el caso parece haber llegado a su fin.