Ayer volvieron los entrenamientos grupales en España, con miras a reanudar la Liga. Sin embargo, en el Rayo Vallecano, club del peruano Luis Advíncula, se vive un panorama muy duro, debido a que todo el plantel decidió no acatar las órdenes del presidente y volver a las prácticas.

Según informa la prensa española, ningún jugador de Rayo Vallecano acudió a los entrenamientos pactados para el lunes.

El motivo principal que llevó al plantel a enfrentarse al presidente Raúl Martín Presa, es que llevan más de una semana negociando que se les saque el ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), pero el mandamás se niega a hacerlo. Los jugadores consideran esta medida totalmente injusta.

El club sometió al ERTE a los futbolistas ni bien se suspendió el fútbol en España, pero hoy el presidente se niega a quitárselo. Es más, los futbolistas aseguran que está totalmente desaparecido y no responde los mensajes ni llamadas.

NEGOCIACIONES

Básicamente lo que busca el plantel es negociar y llegar a un acuerdo con el club. Se sabe que hay algunos jugadores que están sometidos al ERTE de un 30 %, otros al 70 % y otros al 100 %. Es decir, estos últimos no cobran nada desde hace más de dos meses.