El 11 de noviembre del año pasado, el exalcalde Jesús “Koko” Giles Alipázaga inició su trámite para que la Municipalidad Provincial de Huánuco le pague por sus vacaciones truncas y CTS (compensación por tiempo de servicios) por “haber laborado más de 7 años ininterrumpidos”.

Sin embargo un informe de diciembre último del gerente de Asesoría Jurídica de dicha Municipalidad, Raúl Oyarce, precisa que “Koko” Giles ejerció el cargo de alcalde por el periodo de 6 años con 7 meses y 24 días.

Advierte que dicha autoridad fue suspendida de su cargo el 5 de enero del 2013 por acuerdo del Concejo Provincial debido a que se encontraba prófugo de la justicia y se reincorporó el 6 de agosto de ese año, tras un cuestionado fallo del Tribunal Constitucional.

Pero además Oyarce indica que Giles renunció al cargo de alcalde el 4 d abril del 2014 para postular a la presidencia del Gobierno Regional, por lo que no concluyó su mandato.

Contrariamente, en su solicitud, Giles dice haber sido alcalde de Huánuco desde el 1 de enero del 2017 al 31 de diciembre del 2010 y del 1 de enero del 2011 al 31 de diciembre del 2014.

 NO LE CORRESPONDE

En su informe, Oyarce opina que no se le pague la CTS y vacaciones truncas correspondientes a su primer periodo de gestión (2007-2010) porque prescribieron, pues debió reclamarlos cuando ejercía su segundo mandato.

Lo que sí ha recomendado que se le abone a Giles Alipázaga es la CTS y vacaciones truncas correspondientes al tiempo que ejerció la alcaldía durante su segundo periodo. Es decir, descontándose los días que estuvo en la clandestinidad y desde su reincorporación hasta su renuncia antes de concluir su mandato.