A pocas horas de la Noche Buena y a tres días de ser salvado de la vacancia de su cargo por incapacidad moral con la abstención de Kenji Fujimori y otros 9 congresistas fujimoristas, el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, concedió el indulto y derecho de gracia por razones humanitarias al interno del establecimiento penitenciario Barbadillo, Alberto Fujimori Fujimori, respecto de las condenas y procesos penales que a la fecha se encuentran vigentes.

La decisión de Kuczynski causó algarabía en los hijos del exdictador y de sus seguidores, pero también desató la ira de un sector de la población que se ha volcado a las calles a protestar en diferentes ciudades del país.

En Huánuco, el día de Navidad decenas de obreros de construcción civil y el dirigente del Suter Regional marcharon en protesta por el indulto y tildaron de “traidor” a Kuczynski quien en campaña electoral para llegar a la Presidencia de la República prometió que no liberaría a Fujimori condenado a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad, además de haber confesado delitos de corrupción en su gobierno.

La protesta de Huánuco se sumó a las realizadas en Lima la noche del sábado y el domingo todo el día. En Cusco, Huaraz y Arequipa también se reportaron movilizaciones en contra de la excarcelación del líder del fujimorismo.

Jotwin Criollo, secretario general del Sindicato Regional de Construcción Civil, aseguró que se han declarado en movilización contra indulto y recordó que en el gobierno de Fujimori fue asesinado su máximo dirigente Pedro Huilca Tecse. “La sangre derramada, jamás será olvidada”, cantaban a todo pulmón los trabajadores del andamio mientras avanzaban hacia la Plaza de Armas.

Américo Cárdenas, también dirigente de dicho gremio, recordó el régimen dictatorial de Fujimori y advirtió que volverán a salir a las calles en defensa de la democracia. “No le tenemos miedo a la muerte”, señaló y evocando prácticas del gobierno de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos dijo que no permitirán que la policía “siembre” a los dirigentes o manifestantes para involucrarlos en delitos.

Adelantó que este viernes volverían a marchar pero esta vez con mayor convocatoria para que Kuczynski sienta el repudio de la población.

Yim Collazos, secretario general del Sutep Regional, también rechazó el indulto a Fujimori que, opinó, es producto del negociado del Gobierno con el fujimorismo. “Han canjeado la vacancia por el indulto”, afirmó aludiendo a la sesión del Congreso de la República donde se trató el pedido de vacancia de Kuczynski  por “incapacidad moral” por contratos de su empresa con la transnacional Odebrecht.

La abstención de Kenji Fujimori y otros 9 congresistas fujimoristas, entre ellos Guillermo Bocangel de Huánuco, se abstuvieron. Los otros 61 parlamentarios fujimoristas votaron por la vacancia siguiendo la orden de Keiko Fujimori.

Tras la votación se reveló que el mismo Alberto Fujimori había llamado a los congresistas para que no voten por la vacancia. El congresista Clayton Galván, uno de los que se abstuvo, relató que Alberto le dijo “no me abandones” y la parlamentaria Maritza García también confirmó la llamada de Alberto.

El gobierno negó entonces que haya algún trámite de indulto en trámite a favor de Fujimori. El sábado en la noche los hechos desmintieron al Gobierno y los congresistas del partido gobiernista PPK Vicente Zeballos y Alberto de Belaúnde anunciaron sus renuncias a dicho partido por el indulto.

Varios juristas han advertido que el indulto a Fujimori tendría irregulares ilegales  como el hecho que la junta médica que hizo el informe a favor del indulto lo integraba el médico de cabecera del indultado. Y el afamado médico Elmer Huertas afirmó que el exreo no padece ninguna enfermedad terminal, sino enfermedades propias de su edad, por lo tanto no califica el indulto humanitario.

PPK dice que es por razones humanitarias

El jefe de Estado, Pedro Pablo Kuczynski, señaló hoy que de acuerdo a la prerrogativa que le otorga la Constitución, otorgó el indulto al expresidente Alberto Fujimori por razones humanitarias.

“Estoy convencido que quienes nos sentimos demócratas no debemos permitir que Alberto Fujimori muera en prisión, porque la justicia no es venganza”, aseveró el mandatario.

En un Mensaje a la Nación, explicó que todo indulto es, por esencia, controversial y que su decisión ha sido “compleja y difícil”.

“Esta ha sido quizás la decisión más difícil de mi vida. Se trata de la salud y las posibilidades de vida de un expresidente del Perú que habiendo cometido excesos y errores gravísimos fue sentenciado y ha cumplido ya doce años de condena”, agregó.

El mandatario se dirigió a los jóvenes a quien les invocó pasar esta página, y no dejarse llevar por las emociones negativas que pueden paralizar el desarrollo de nuestro país.

“No nos dejemos llevar por el odio, no paralicemos nuestro país, pasemos esta página y trabajemos juntos por nuestro futuro, que es jóvenes del Perú, su futuro”, precisó en un mensaje a la nación.