Sonia Celestino Silvestre (36) fue encontrada sin vida en el río Huallaga, al tercer día de haber desaparecido en circunstancias que se investigan. Horas antes, su esposo abandonó su casa y se llevó a la menor de sus hijas, lo que hace presumir que tendría responsabilidad en la desaparición y muerte de la madre de sus hijos.

Una joven que vive a orillas del río Huallaga, en la localidad de Jeca, distrito de Santa María del Valle, vio pasar el cadáver de Sonia flotando sobre las aguas y metros más abajo el cadáver quedó atascado sobre unas piedras.

Pobladores comunicaron a la Comisaría de Amarilis y poco después llegaron efectivos policiales que junto a pobladores sacaron el cadáver a la orilla, usando un instrumento artesanal de pesca conocida como “cucharon” y hecho con palo y red.

Familiares de Sonia Celestino también llegaron a Jeca y al ver el cadáver la reconocieron. La víctima presentaba lesiones en la frente que habrían sido ocasionado con un objeto contundente, pero está por determinarse si fueron ocasionadas antes de su muerte o por el arrastre del río.

Al promediar las 7 de la noche, el cadáver fue internado en la morgue y hoy se realizará la necropsia que determinará las causas de muerte de la prestamista de dinero.

SOSPECHOSO

Tanto la policía como los familiares de la madre de 4 hijos han empezado a sospechar que fue asesinada y el principal sospechoso es su pareja y padre de sus hijos, Fayffer Atilio Luciano Romero, quien desapareció con su hija de 3 años de edad.

Fayffer, según manifestaron sus familiares,  habría salido de su casa la madrugada de ayer y se llevó a su hija de 3 años, así como sus pertenencias.

Poco después de las 5 de la mañana, la familia de Sonia lo llamó para reunirse y organizarse para buscarla, pero no contestaba, por lo que su suegra que vive cerca lo fue a buscar, pero solo encontró a sus nietos de 6 y 9 años durmiendo. Hasta anoche, Fayffer no contestaba el celular.

CELOSO

Tras la desaparición de Luciano Romero, se conoció de que la pareja tenía constantes problemas debido a que él la celaba constantemente con un profesor que era su cliente en el pequeño negocio de comidas que tenían en casa.

El viernes, los esposos habrían discutido, pero no llegó a mayores.

Incluso, ella le habría pedido a un amigo en común que hablara con él y le dijera que se fuera de la casa porque estaba cansada de sus celos.

Se desconoce qué es lo que ocurrió, pero la familia de Sonia fue informada de su desaparición 24 horas después e incluso llevaron a Fayffer a la Divincri para que hiciera la denuncia.

Ante las autoridades dijo que su esposa salió a las 4 de la mañana a cobrar una deuda a una enfermera, pero un vídeo certificó que no llegó a su supuesto destino.