En medio de la turbulencia política, en medio de la nueva arremetida del Congreso de la República contra el Ejecutivo (formando comisión para investigar el mensaje a la nación) y la reforma universitaria, la población salió a las calles a pronunciarse a favor del adelanto de las elecciones generales para el 2020.

Mientras en el Congreso de la República la Comisión de Fiscalización creaba un grupo para investigar la labor de las encuestadoras insinuando que están manipuladas por el Gobierno por los recientes resultados que muestran que la mayoría de peruanos está a favor del cierre del Congreso, en redes sociales y otros espacios se intensificaban las coordinaciones para la marcha convocada a nivel nacional para hoy por la CGTP. Y entonces las calles hablaron, la encuesta estaba ahí, a vista de todos.

En Huánuco la movilización también ha sido masiva para expresar el descontento con la clase política gobernante.

Corresponde ahora a los congresistas evaluar si se deben o no escuchar a la población, si deben o no aprobar la reforma constitucional para adelantar las elecciones de presidente, vicepresidentes, congresistas de la República y parlamentarios andinos.

Algunos congresistas fujimoristas han planteado que Vizcarra renuncie para que la vicepresidenta Mercedes Araoz lo reemplace y se queden todos. ¿Esa es una salida viable a la luz de la marcha? Las nuevas elecciones parecen ser la luz al final del túnel .