La Comisión Permanente del Congreso de la República aprobó el proyecto de ley de Mauricio Mülder que prohíbe la publicidad estatal en medios de comunicación privados.

Los congresistas de Fuerza Popular, Apra, APP y uno del Frente Amplio aprobaron el controvertido texto que atenta contra el derecho de información de los ciudadanos principalmente, e impide al Estado comunicar a la ciudadanía sus acciones.

Dicha ley está lejos de ser el instrumento de optimización de recursos que sugieren los parlamentarios, porque si así fuera el fujimorismo no hubiera invertido en publicidad en los años de gobierno de Alberto y Vladimiro, ni tampoco el aprismo con Alan García las dos veces que estuvo en el poder.

No. La ley Mülder es una expresión de venganza del aprofujimorismo contra los medios de comunicación, a los que responsabilizan de su fracaso electoral. La alianza política más nociva del país controla el parlamento y aprovecha su poder para imponer su dictadura.

En medio de los escándalos de corrupción de Odebrecht que embarra a los fujimoristas y apristas, aprueban este tipo de leyes sin sustento técnico ni legal para distraer a los medios y a la opinión pública de las confesiones de Jorge Barata sobre el dinero que entregó para sus campañas electorales. Los medios de comunicación son un pilar de los estados democráticos y el aprofujimorismo apunta a la extinción de estos en provincias, principalmente.