Recientemente se han conocido los resultados de la Etapa Macrorregional de la disciplina de natación de los Juegos Deportivos Escolares que colocan a Huánuco en un departamento medallero y con grandes posibilidades de éxito en la aún más reñida etapa nacional.

La noticia llena de satisfacción y entusiasma, pero también reclama la mirada de autoridades y sociedad civil hacia esas otras disciplinas tan poco populares (a diferencia del fútbol), pero que regalan más satisfacciones y más lauros locales y nacionales.

Los éxitos que hoy comentamos son en su gran mayoría —sino en la totalidad— el esfuerzo personal del estudiante, el sacrificio y compromiso de sus padres y la dedicación de algunos maestros.

No hay un recinto deportivo donde —por ejemplo— los niños, adolescentes y jóvenes puedan practicar sin costo la natación. A la única piscina municipal Jhonny Bello hay que ingresar pagando. El resto son piscinas particulares.

Tampoco desde las instituciones públicas se fomenta torneos de natación que estimulen su práctica.

No hay pistas atléticas para que los corredores puedan desarrollar sus habilidades.

Que las medallas que relucen hoy en los cuellos de escolares, nos lleven a corregir acciones y construir espacios para fomentar la práctica de las otras disciplinas.