Dos ex presidentes regionales y un ex gobernador regional le han pedido públicamente al gobernador regional de Huánuco, Juan Alvarado Cornelio, que no permita que su familia interfiera en su gestión al frente del Gobierno Regional.

Se trata de Jorge Espinoza Egoavil (presidente regional de Huánuco del 2007 al 2010), Luis Picón Quedo ( presidente regional del 2011 al 2014) y Rubén Alva ( gobernador regional del 2015 al2018) quienes se encontraron anoche convocados por el programa televisivo Polémica para señalar los aciertos y desaciertos de sus gestiones y opinar sobre el primer año de la gestión de Alvarado.

“Se están cometiendo serios errores al permitir que la familia se meta en el gobierno”, expresó Espinoza. “No se puede permitir ninguna intervención”, expresó Picón respaldando la crítica de su antecesor .

Ambos recordaron el escándalo de los “Eduaudios” donde se escucha a la hija del gobernador Inés Alvarado, su asesora Zulma Picón y al consejero Juan Ferrer dar instrucciones al entonces director de Agricultura Edu Chávez para contratar a allegados a la gestión. “Está a tiempo de corregirse”, agregaron.

Sin embargo, tanto Espinoza como Picón y Alva también enfrentaron críticas sobre supuestas injerencia de sus familiares en sus gobiernos.

Alva criticó a su sucesor Juan Alvarado por no reconocer que le dejó “proyectos para ejecutar”.

“Dice que no le dejamos obras, no hay expedientes, pero no agradece que alcanzó el segundo puesto de ejecución presupuestal porque nuestra gestión le dejó proyectos programados con financiamiento”, anotó al señalar que dejó avanzada la obra de pistas y veredas de la Vía Colectora, el puente Esteban Pavletich, la carretera Huánuco–La Unión–Huallanca, entre otros.

Picón también le pidió no a Alvarado centrarse en plantear propuestas factibles de obras, “que planifique bien las obras, ya no estamos en campaña política”, demandó.

ERRORES Y FUTURO

Espinoza, Picón y Alva señalaron las que consideraron obras emblemáticas de sus gestiones y el presupuesto que manejaron durante los cuatro años que estuvieron al frente del Gobierno Regional.

Espinoza dijo que su principal obra es la construcción del puente San Sebastián de cuatro carriles. En sus cuatro años de gobierno manejó S/456.84 millones de presupuesto.

Afirmó que su mayor error fue no solicitar cuentas sobre las obras que se ejecutaron y aseguró que continuará vigilante de la política huanuqueña.

Luis Picón dijo que su principal obra fue iniciar la construcción del Hospital de Tingo María y dejar gestionada la obra del Hospital Regional Hermilio Valdizán.

En su gestión el Gobierno Regional recibió S/1 086.23 millones.

“Mi principal error fue tener una limitada comunicación con la población”, dijo al señalar que en seis meses definirá su vida política en un plenario que realizará su movimiento político ARI, mientras tanto dijo estar dedicado a su vida familiar y a su trabajo de médico en Tingo María.

En cambio Rubén Alva que recibió en sus cuatro años de gestión S/1 150.73 millones dijo que su principal obra fue gestionar la ejecución de la carretera Huánuco–La Unión–Huallanca.

El exgobernador regional coincidió con Picón al señalar que su error fue no trabajar adecuadamente en comunicarse con la población. “Es un grave error que pasa factura”, afirmó.

Rubén Alva dijo está dedicado a su trabajo profesional en consultorías como ingeniero civil y a su familia. “Quizás en un año podría tomar una decisión” para volver a incursionar en la política, agregó.