En el primer día de labores de la Corte Superior de Justicia, su presidente, Samuel Santos Espinoza señaló que las siete líneas estratégicas que sustentarán su gestión de dos años tienen el objetivo de brindar un servicio de justicia con aporte a la paz y al desarrollo social. “Caminaremos para mejorar el servicio de justicia de manera eficiente, eficaz y célere. Todo esto significará más transparencia que es lo que está esperando la sociedad”, apuntó.

Las siete líneas estratégicas de su gestión son: 1) Fortalecer las reformas procesales. Se reforzarán los órganos jurisdiccionales, se continuará con la gestión para la creación de una Sala Laboral y optimizará el funcionamiento del despacho judicial para brindar un servicio de justicia célere, buscando la calidad de las decisiones jurisdiccionales. 2) Fortalecer los Despachos Judiciales y apoyo en la celeridad procesal. A través de la Gerencia de Administración Distrital se buscarán optimizar el uso de los recursos y evitar la duplicidad de funciones, se fomentará la coordinación institucional; y en caso se den políticas de creación, conversión y/o desactivación de órganos jurisdiccionales los usuarios no sufran perjuicio ni dilación en sus procesos. 3) Acceso a la Justicia. Se impulsará una política institucional con perspectiva de género en el quehacer judicial, orientada a la equidad en el trato e igualdad de oportunidades en el sistema de administración de justicia. 4) Modernizar la gestión institucional y administrativa. Optimizar la capacidad de atención de los órganos jurisdiccionales y adecuado uso de los recursos públicos; matener informada a la ciudadanía del acontecer judicial. 5) Fortalecer la lucha contra la corrupción. Se buscará la efectividad en el control y la predictibilidad de las decisiones judiciales, fortaleciendo el trabajo preventivo sin descuidar el aspecto sancionador. 6) Infraestructura. Mejorar la infraestructura de los ambientes donde funcionan los órganos jurisdiccionales, especialmente en provincias, para lo cual realizara gestiones ante los gobiernos locales y regional; y 7) Capacitación. Se desarrollarán cursos de inducción a todo el personal que ingresa a laborar a la Corte, capacitación constante y capacitaciones focalizadas.