Elo Altino Reyes Huaqui (28) fue llevado a la ciudad de Lima debido a la grave lesión que se causó cuando intentó quitarse la vida con el arma blanca que habría usado para asesinar a la madre de su hija. Ambos hechos ocurrieron la noche del martes, en la vivienda que ella ocupaba en la calle San Juan, en Cayhuayna Alta, distrito de Pillco Marca.

La ambulancia en la que fue llevado el feminicida partió del Hospital de Contintgencia, en La Esperanza, al promediar las 5.20 de la tarde, con destino al hospital Hipólito Unánue, ubicado en el distrito El Agustino, donde será tratado por especialistas.

Además de sus familiares, viajaron con Reyes Huaqui dos efectivos de la Policía Judicial que lo tienen bajo custodia, mientras la Fiscalía realiza las investigaciones que determinarán su responsabilidad en el crimen de su expareja.

Según se conoció, el cuchillo que el colectivero se incrustó en el cuello dañó gravemente su traquea.

EL CRIMEN

El móvil y las circunstancias en que ocurrió el hecho de sangre aún son materia de investigación, pero por la forma en que fueron encontrados los cuerpos de Analí Pérez Aniceto (22) y su expareja Elo Reyes Huaqui las autoridades creen que él mató a la madre de su hija y luego intentó quitarse la vida clavándose el mismo cuchillo en el cuello.

Las autoridades han descartado la participación de terceras personas, porque el cuarto donde fueron encontrados estaba cerrado cuando llegaron los familiares de ambos.

La hermana de la víctima narró que cuando llegaron al cuarto de Analí, la puerta estaba cerrada, la luz apagada y el cuerpo de Elo estaba tras la puerta y aún tenía el cuchillo en el cuello.

Estaba inconsciente pero con vida por lo que personal del SAMU lo trasladó al hospital.

Fue internado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de donde lo sacaron ayer para trasladarlo a Lima.