La construcción del nuevo centro de salud del centro poblado de Llicua en Amarilis están solicitando los pobladores ante el peligro de colapso de la actual infraestructura de material rústico que tiene más de 40 años.

El alcalde de Llicua, Lucio Echevarría, se reunió ayer con los funcionarios del Gobierno Regional a quienes solicitaron módulos para que el personal del centro de salud sea instalado al lado de la capilla de Llicua, ya que, los pobladores no están de acuerdo con la propuesta de la Red de Salud de trasladar al personal médico al centro de salud Amarilis.

“No queremos que se traslade al personal porque sería complicado para nosotros llegar hasta Paucarbamba y ese centro de salud ya tiene su población, con todos nosotros [más de 10 000 pobladores] colapsará”, advirtió el dirigente vecinal Lucas Meza Matos.

Echevarría informó que el perfil técnico del nuevo centro de salud está listo, pero aún mantiene la observación de SuSalud porque el terreno donde se construirá no cuenta con las medidas necesarias de una hectárea y media como exige la norma técnica.

“Hay predisposición del Gobierno Regional de ejecutar la obra, pero se requiere que Amarilis transfiera el proyecto”, comentó al solicitar al alcalde Antonio Pulgar hacer el cambio de unidad ejecutora.

Este lunes nuevamente se volverán a reunir los pobladores con la gerente de Desarrollo Social del Gobierno Regional para definir si se entregará o no los módulos de salud.