En los últimos días se han presentado lluvias en la ciudad y otras del departamento, activando quebradas en algunas zonas que han bloqueado por algunas horas el tránsito en la carretera Central.

En los días previos la Oficina Regional de Defensa Civil informaba de actividades de descolmatación de algunas zonas del río Huallaga en Huánuco.

La presencia temprana de lluvias puede ser una señal de lo que sería esta temporada de lluvias en el departamento y que bien vale la pena activar las alarmas.

Semanas atrás la Organización Metereológica Mundial ha informado que existe el 70 % de probabilidad de que se presente el fenómeno de El Niño para finales de año, aunque será débil.

Con El Niño, débil o no, las lluvias que se están presentando ya deberían obligar a las autoridades municipales y regionales de Defensa Civil a poner en marcha un plan de alerta y otro plan de respuesta ante alguna eventualidad.

Y si bien las autoridades municipales y regionales están próximas a concluir su mandato y por lo tanto dejar el cargo, deben recordar que su responsabilidad es ejercerla hasta la última hora del 31 de diciembre y mal harían en descuidar su responsabilidad al frente de Defensa Civil, para luego no estar lamentando pérdidas de vidas humanas o económicas.