Los Negritos es la fiesta religiosa más grande del departamento y acaso del país. Por casi durante un mes las calles de Huánuco y de pueblos aledaños se llenan de color y melodías con las Cofradías de Negritos que danzan en homenaje al Niño Jesús.

A pesar de los esfuerzos que se realizan por evitar que la danza y su música sufran alteraciones o distorsiones, siempre hay más de un integrante o cuadrilla que incurre en estas lamentables situaciones.

Hoy y mañana se realizará el Tercer Festival de Negritos en la Plaza de Armas promovida por la Municipalidad de Huánuco. Esta vez la comuna ha financiado la publicación de mil ejemplares del libro “Los negritos de Huánuco. Albores y vigencia de una danza emblemática” para ser repartidos entre los asistente al festival y entre los que estuvieron en la presentación de dicha antología. Años atrás, la Dirección Desconcentrada de Cultura tuvo esta feliz iniciativa.

Sin duda se trata de esfuerzos importantes por preservar la danza, por evitar las distorsiones.

Sin embargo a ese esfuerzo podría sumarse, en un trabajo articulado entre la Municipalidad de Huánuco, la Dirección Desconcentrada de Cultura y la Asociación de Cofradías, la instalación de una Escuela de Negritos que en los meses previos a diciembre y enero instruya el significado de la danza, su forma de bailar y su música original. La idea está.