Un anciano de 81 años de edad fue encontrado degollado en el interior de su choza, ubicada en la estancia de Potga, en el caserío de Cushi, jurisdicción del distrito de San Rafael, Ambo.

El macabro crimen habría ocurrido la noche del lunes 12 de noviembre en circunstancias que agentes de la División de Investigación Criminal (Divincri) investigan con la fiscal adjunta provincial penal de Ambo, Luz Ramírez Espinoza.

El cadáver de Juan Villodas Tarazona fue encontrado la mañana del martes en su choza en las alturas de San Rafael, hasta donde llegaron los policías de la Comisaría de San Rafael, peritos de criminalística, médico legista y la referida fiscal.

En el lugar, las autoridades advirtieron que Villodas habría sido asesinado en otro lugar y llevado hasta su choza para abandonar su cadáver.

A esta conclusión llegaron debido a que no encontraron rastros de sangre junto al cadáver que tenía un profundo y extenso corte en el cuello, lo que necesariamente causó un profuso sangrado. Sin embargo, Juan Villodas tenía el pantalón y chompa limpios, sin ninguna mancha de sangre. Esta situación hace presumir que tras matarlo, lo bañaron y cambiaron, acaso pretendiendo borrar huellas.

Cabe advertir que a 300 metros de la choza de la víctima, hay un riachuelo donde se presume habrían bañado el cadáver y desaparecido las prendas que llevaba puesto a la hora de su asesinato.

Estas circunstancias han llevado a los policías a no descartar que el o lo asesinos serían conocidos sino familiares o parientes de la víctima que sabían que vivía solo en la estancia de Potga.

Además, se ha descartado de plano que el crimen haya sido para robarle, pues su hijo, Rubén Villodas, quien es teniente gobernador de Cushi, afirmó que su padre no tenía dinero, solo terrenos.

Se supo que por los terrenos de Juan pasaría la carretera que se proyecta construir y por lo cual se presume que recibiría una indemnización.

El general PNP Jorge Lam, jefe de la V Macrorregión Policial Huánuco, Ucayali, San Martín, se mostró sorprendido por la crueldad con que actuaron el o los asesinos de Juan.

Indicó que ha dispuesto que efectivos de la Divincri de Huánuco asuman las investigaciones para lo cual se trasladarán hasta Potga a fin de ubicar el lugar donde habría ocurrido el asesinato y en búsqueda de las huellas o evidencias que podrían haber dejado el o los asesinos, además de otras diligencias propias de la investigación.