Juan Gutiérrez García fue reconocido ayer por Sonia Aguirre Basilio (37) como la persona que en mayo del 2017 llegó a su casa junto a una mujer fingiendo ser trabajadores del SIS y le dieron 860 soles y 350 dólares a fin de que les entregue a su hijo recién nacido. El sujeto fue detenido en Lima por policías de la División de Secuestros.

Tras su detención, Juan Gutiérrez (43) fue trasladado a Huánuco para que responda por el delito de trata de personas.

De igual forma la madre del bebe que está recluida en el penal fue llevada a la División de Investigación Criminal para la diligencia de reconocimiento.

En dicha diligencia, según se supo, Sonia lo reconoció como uno de los sujetos que el 21 de mayo del 2017 llegó en un trimóvil a su casa en Cabrito Pampa junto con Merly Cornejo Palomino, quien está presa en Lima acusada de dopar y robar a una pareja de ancianos, haciéndose pasar como enfermera.

Ambos le dijeron que eran del SIS (Seguro Integral de Salud) del Ministerio de Salud y que la apoyarían a cuidar a su hijo, que todas las mañanas se lo llevarían y a las 6 de la tarde lo regresarían todos los días y le darían dinero para que ponga un negocio y pueda mantener a sus 4 hijos.

Fue entonces que le dieron cerca de 2 mil soles en moneda nacional y dólares.

Tras recibir el dinero ella entregó el niño a la pareja que se fue en el mismo trimóvil que llegó. Desde entonces, Sonia no volvió a ver a su hijo y dos días después se presentó a la Comisaría denunciando que le robaron su hijo.

Las diferentes versiones que dio sobre cómo la pareja se llevó a su bebe y no describir sus características, fueron motivo para que el fiscal y un juez coincidan en que debía ser también investigada en prisión por el supuesto delito de trata de personas.

En tanto Juan Gutiérrez García y Merly Cornejo hacían su vida con el bebe en Lima. Ella fue encarcelada en octubre tras descubrirse que dopó y robó a una pareja de ancianos.

Y la mañana del domingo los policías capturaron en El Agustino, Lima, a Juan Gutiérrez, un prontuariado delincuente, quien tenía en su poder al niño y según la Policía planeaba revenderlo.

A las autoridades el delincuente les dijo que su esposa Merly llegó a su casa con el bebe diciendo que era de ambos y les pidió que ella responda por el secuestro del bebe.

Sin embargo esta versión fue traída abajo por la misma Sonia que lo reconoció como el acompañante de Merly Cornejo.

Los otros tres hijos de Sonia están en un albergue en Huánuco, mientras el bebe sigue en Lima en un albergue a disposición de las autoridades que investigan el caso.