Una madre que vivía sola con su hijo de 10 años fue asesinada mientras dormía en su casa del centro poblado de Yanapa, distrito de Panao. El asesino ingresó portando un arma de fuego y le descerrajó tres balazos en el rostro.

El crimen de Gregoria Ramos Simón (27) se habría perpetrado en horas de la madrugada y fue su hijo de 10 años quien descubrió la penosa escena.

El menor habría contado a sus familiares y autoridades que al levantarse se acercó a la cama de su madre y trató de despertarla, pero como no respondía le quitó la frazada y al tocarla no tenía signos vitales. Tenía el rostro ensangrentado y tenía varios orificios.

Salió gritando pidiendo auxilio y poco después llegaron los vecinos que confirmaron que no tenía signos vitales, por lo que comunicaron a sus familiares y a las autoridades.

Policías de la Comisaría de Panao llegaron inicialmente al lugar y al ver que se trataba de un crimen comunicaron a la División de Investigación Criminal de Huánuco y al personal de la Oficina de Criminalística que viajaron hasta Panao y 15 minutos después llegaron a Yanapa, donde junto con el fiscal se realizaron las primeras diligencias.

La víctima -beneficiaria del programa Juntos- habría recibido tres impactos de bala, lo que se determinará con la necropsia que se realizará hoy en la morgue de Huánuco.

Aunque sus familiares han dicho no sospechar de quien pudo matarla, las autoridades tienen información de que sería su pareja o expareja.

Gregoria Ramos