El ingeniero civil Daniel Mallqui emplazó públicamente al gobernador regional, Juan Alvarado, a “hablar con la verdad” a los pobladores de La Esperanza sobre los motivos por los cuales hasta ahora no reinicia la construcción del sistema de agua potable y alcantarillado de ese centro poblado por la modalidad de contrato.

En principio, Mallqui, quien fue residente de dicha obra cuando se ejecutaba por administración directa en la gestión de Rubén Alva y las primeras semanas de la actual administración regional, rechazó que la obra tenga una diferencia de 10 millones 700 mil soles entre avance físico y financiero y en cambio aseguró que la dejó con el gasto presupuestal y la ejecución física parejos.

Si bien reconoció que inicialmente informó que había una diferencia de más de diez millones 700 mil soles, también dijo que esa información estaba incompleta porque no consignaba el material que estaba en la obra ni se habían hecho las valorizaciones de partidas nuevas .

Mallqui indicó que todo este tema quedó aclarado en la reunión que convocó el 21 de enero de este año en La Esperanza y a la que asistió Alvarado, el gerente general Luis Briceño y el gerente de Infraestructura, Deny Cuchilla, de quien dice no intervino en la reunión, menos hizo alguna observación a la explicación técnica.

Recuerda que tras su explicación Alvarado le dijo que continuaría siendo residente de la obra, aunque semanas después cambió de decisión y entonces puso su cargo a disposición e hizo una preliquidación de la obra “con toda la documentación técnica y financiera al 15 de enero de 2019”.

“Con esta preliquidación mi desempeño en el manejo técnico y administrativo de la obra en el 2018 queda en azul con un superávit de más de 2 700 000 y avance de 4.94 % por encima del avance financiero, cubriendo inclusive el déficit del 2017”, explica.

DIRECCIONAMIENTO

Mallqui cuestionó que ante la protesta de pobladores de La Esperanza porque no se reinicia la obra, Alvarado haya usado como “pretexto” el supuesto déficit de más de diez millones en la obra, cuando —según dijo— debió decirles que la obra no se reinicia porque la licitación para seleccionar a la empresa que se haga cargo de su ejecución “está direccionada”.

“Este proceso se cae porque estaba direccionado porque en las bases que han formulado piden un plantel técnico que no cumple con lo ya homologado por [el Ministerio de] Vivienda a través del  PNSU (Programa Nacional de Saneamiento Urbano). […los postores] han observado y el OSCE les ha enmendado la plana. Ahí han perdido  dos meses”, indicó.

Pero no es lo único. Según dijo, “una empresa estaba haciendo el expediente técnico [del saldo de obra] irregularmente y eso queda demostrado en la documentación de pagos efectuados en el Gobierno Regional. Hay cuatro pagos por servicios para el expediente de saldo de obra: un estudio innecesario de calidad de agua por 5 000 soles, cuando ya se tiene ese estudio; otro estudio para saber cuánto de agua botan los pozos tubulares que ya están terminados; y otro por rediseño y otro por consultoría de la obra por 5 000 soles”, dijo al cuestionar este monto y pedir al OCI y al Consejo Regional que investiguen realmente quién hizo dicha consultoría que además debió ser licitada.

“A todas luces se ve que son contratos simulados”, anotó el también exsubgerente de Obras del Gobierno Regional.

Además afirma que se está licitando la obra por 37 millones de soles, pero solo tiene S/ 3 millones de presupuesto asignado.

“¿Por qué Alvarado no informa eso a la población? ¿por qué no pide cuentas a su gerente de Infraestructura?, es por la irregularidad de ellos que no se da la buena pro (…) no está siendo sincero, se está excusando en terceras personas por no asumir su realidad y decir la verdad”, acotó Daniel Mallqui fustigando al gobernador regional.

Para el exresidente de la referida obra, cambiar la ejecución de administración directa a contrato está significando un incremento de entre 15 y 20 millones el presupuesto de la obra, que solo podrían justificarse si se concluye en los ocho meses de plazo que se está otorgando en la licitación.

Indicó que sí es posible terminar la obra en ocho meses, porque “lo más difícil ya está”. “Sólo falta el 30 % de la obras civiles y el otro 20 % es equipamiento electromecánico hidráulico”, anotó.

Finalmente, Mallqui le pidió a Alvarado “que se dedique a trabajar e informe con la verdad a la población y que culmine esta obra por el bienestar de la población”.