TINGO MARÍA – Emer Arangüez 

Ciudadanos, empresarios, funcionarios y autoridades de diversas instituciones marcharon la tarde de ayer encabezados por el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de la provincia de Leoncio Prado, exigiendo a la periodista Juliana Oxenford rectifique sus comentarios de que en Tingo María se protege a narcotraficantes y los niños trabajan en las pozas de maceración de drogas.

“Soy tingalés y no soy narcotraficante”,  fue la frase por los manifestantes que además pedían a la conductora del programa 90 Central del canal de televisión Latina.

Cesar Augusto Delgadillo Murillo, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Leoncio Prado, anunció que tras la movilización presentarán una querella contra la periodista. “No pedimos indemnización, sino que dicha periodista visite Tingo María para que se reivindique”, precisó.

El directivo indicó que el alcalde provincial Carlos Zapata presentará la denuncia acompañada de un memorial de los vecinos tingaleses y una comisión tingalesa viajará en los próximos día a  Lima para ofrecer una conferencia de prensa para limpiar la imagen “mancillada” de Tingo María.

A través el Twitter, la periodista defendió su comentario y pidió que se respete su derecho a opinar. “Hasta lo que sé en el Perú existe la libertad de expresión y esta debe ser respetada más aún cuando, aunque a veces duela, lo que se dice es verdad”, tuiteó.

En otro tuit escribió: “Decir que en lima hay gente sucia no es lo mismo que afirmar que todos aquí somos sucios. Decir que en Tingo María hay pozas y droga no es igual que afirmar que todos son narcos. Aclarando para que un tal alcalde deje de hacer populismo y se preocupe por esto” y acompaña al mensaje dos imágenes capturadas de noticias, una titulada “Erradican casi 26 mil hectáreas de hoja de coca ilegal”, y la otra, “Tingo María: detuvieron a 4 policías y un exfiscal por narcotráfico”.