TINGO MARÍA-Emer Arangüez

Las torrenciales lluvias que se presentaron en las últimas horas elevaro considerablemente las aguas de la quebrada Cocheros que terminó desbordándose e inundando más de cien viviendas y calles del asentamiento humano Brisas del Huallaga, sector Los Cocos en la zona Sur de la Playa Tingo y lugares adyacentes, al promediar las seis de la mañana del jueves.

También quedaron bajo las aguas las losas deportivas, la plazuela de Brisas del Huallaga y la institución educativa n.º  33032 de dicho lugar.

“Más de cien familias fueron afectadas por la inundación de sus viviendas. Gracias a Dios, el desborde fue de día aunque durante más de 3 horas. Muchas casas quedaron con aguas empozadas”, comentó Eleuterio Adrián Advincula, gerente de Gestión Ambiental y Defensa Civil.

Mientras que el regidor provincial de Leoncio Prado, Pedro Sánchez García, afirmó que 50 casas de Brisas del Huallaga y 10 de Los Cocos resultaron con mayores daños.

Tras la inspección de funcionarios de la Municipalidad de Leoncio Prado a la zona de desastre,Sánchez García sostuvo que los propios pobladores son responsables de lo que les ha pasado por construir sus viviendas sin respetar la faja marginal de la quebrada. “Esto ha hecho un cuello de botella, embalsando las aguas”, anotó al referir que la presencia de casas en las orillas impidió que se realice la descolmatación de la quebrada Cocheros.

También dijo que durante su recorrido por Los Cocos encontró montículos de hormigón y piedras de privados que impidieron el drenaje de las aguas y generaro la inundación de la calle principal y las viviendas.

Sánchez García anunció que coordinará para con la ALA, Fiscalía y Defensa Civil una supervisión a las  Brisas del Huallaga y zonas aledañas para el retiro del hormigón almacenado en la Playa Tingo, pero principalmente para que constaten las viviendas que están en la quebrada y se tomen decisiones firmes para que sean retiradas de la faja marginal.

Maquinaría municipal canalizó la quebrada Cocheros y el personal edil usó motobombas para drenar las aguas del colegio y de viviendas.