La semana que pasó, la Fiscalía y Policía Ambiental conjuntamente con personal de la Municipalidad Distrital de Amarilis realizó un operativo sorpresa de madrugada sorprendiendo a cuatro vecinos arrojando su basura a la vía pública.

La Fiscalía Ambiental ha confirmado que las cuatro personas intervenidas serán sancionadas con trabajo comunitario en el área de Limpieza Pública de la Municipalidad de Amarilis. Es decir, limpiarán las calles del distrito. Bien puede ser con los carros recolectores o con escoba y recogedor en mano. Lo cierto es que esta vez se está sancionando, la autoridad se está imponiendo, la ley se está aplicando.

Es en nuestro medio una mala conducta bastante recurrente el arrojar desechos a la calle, sacar la basura de la casa y dejarla en la esquina o en el poste más cercano o en la pared vecina a la espera, supuestamente, de que el carro recolector pase, pero resulta que ya pasó o lo hará en muchas horas después.

Hasta ahora los carteles y las reiteradas prohibiciones de arrojar basura a la vía pública han sido letra muerta. Por eso es importante la acción desplegada en conjunto por la Fiscalía y Policía Ambiental con la Municipalidad de Amarilis. Pero debe continuar de manera sorpresiva y con cierta periocidad para que desde la sanción se empiece a corregir esa mala conducta.