Era previsible. Se ha puesto al descubierto que algunos inescrupulosos le han puesto precio a la papa que Agro Rural entregó gratuitamente para ser distribuidos entre los pobladores más necesitados y en situación de vulnerabilidad.

Agro Rural está comprando papa blanca a los productores de las provincias de Pachitea, Huánuco y Ambo en el departamento de Huánuco como estrategia para mitigar el daño económico en los productores por la caída del precio del tubérculo en la chacra.

Según los dos decretos de urgencia emitidos autorizando la compra del excedente de la papa, al Gobierno Regional (primero) y luego a Agro Rural, la papa comprada será distribuida de manera gratuita a los programas sociales y/o asistenciales de nivel local, regional y nacional; población penitenciaria a través del Instituto Nacional Penitenciario y las entidades e instituciones sin fines de lucro de nivel local, regional y nacional, previa aprobación de su solicitud.

Ayer se entregaba la papa en las instituciones educativas de la ciudad.

Lo que no se ha pensado es en el control, en los filtros para evitar el aprovechamiento, el negociado con el donativo y que margina a los más pobres, no obstante que el propósito fue beneficiar principalmente a ellos.

Se necesitan mecanismos de control para frenar a los inescrupuloso, pero también sanción. La Fiscalía podría ayudar también.