Un menor de 16 años fue herido de bala porque se habría resistido al robo de su celular. El ataque se perpetró la mañana de ayer en la avenida Perú, altura del paradero 9, cerca de su casa.

Del hecho delictivo las autoridades se enteraron recién en horas de la tarde y se iniciaron las investigaciones para conocer lo que realmente ocurrió.

Una de las primeras diligencias fue interrogar al menor que está internado en el hospital de EsSalud.

Jean Esteban dijo que dos sujetos lo cogotearon e intentaron quitarle sus pertenencias, pero que él trató de impedirlo y fue herido, logrando finalmente su objetivo.

La fiscal Joana Fernández y policías del Departamento de Investigación Criminal (Deincri) se dirigieron al lugar del  supuesto asalto y conversaron con algunos vecinos pero ellos dieron una versión diferente.

Dijeron no haber visto que lo cogotearon, pero sí que los maleantes lo perseguían.

Al inspeccionar el lugar, los policías no encontraron casquillos, por lo que no pudieron determinar qué tipo de arma habrían usado.

El menor recibió tres balazos que le impactaron en el muslo derecho, la pierna derecha y mano derecha.

Una de las balas causó fracturas del tercer y cuarto dedo de la mano derecha, según una fuente del hospital.

La fiscal ha dispuesto una serie de diligencias para tratar de esclarecer lo sucedido. Incluso verificarán algunas cámaras de seguridad.