Los dos menores retenidos por asaltar a una pareja de universitarios en el parque Puelles se encuentran a disposición del Juzgado de Familia que resolverá la situación legal de cada uno de ellos. De igual forma, la mujer que compró los celulares robados fue llevada anoche al Juzgado Penal.

La detención de las tres personas se produjo la noche del martes, en la calle Francisco Bolognesi, hasta donde llegaron policías del Departamento de Investigación Criminal que rastreaban la ubicación del celular a través del sistema GPS.

Los menores retenidos –según se informó- confesaron su participación en el robo de los celulares de propiedad de Juan Rivera y Anabel Falcón. Ellos reconocieron el delito y confesaron haber vendido, a 140 soles cada celular, a la detenida Marisol Silva.

Entre hoy y mañana, el juez resolverá el caso de la mujer, mientras que los menores esperarán su juicio para recién saber si son enviados o no a un albergue, lo que podría demorar unas semanas.