Amelia M. Díaz Tarazona

La menta es una planta aromática usada muy poco en la cocina de nuestra región, pero muy aprovechada para infusiones e ingrediente de bebidas refrescantes, siendo uno de los familiares mas cercanos de la hierba buena.

Dentro de sus sustancias benéficas destaca el mentol el cual le da ese aroma y sabor refrescante. El mentol tiene beneficios antibacterianos y antisépticos pudiendo disminuir la carga microbiana entre otros de    salmonella y cándidas por este último motivo la menta es usada para aliviar problemas de inflamación e irritación de las partes íntimas femeninas. A nivel gastrointestinal ejerce un efecto antiespasmódico y gastrosedativa reduciendo los cólicos, carminativa es decir facilita la eliminación de gases y coleretica promoviendo la expulsión de la bilis, facilitando la digestión. Por su sabor refrescante y su acción antibacteriana la menta es ideal para matar los gérmenes de la boca que pueden estar causando halitosis y con ello el mal aliento, así como simplemente refrescar el aliento luego de una comida. Pero en nuestras costumbres la forma más usada del mentol es para despejar las vías respiratorias aliviando la tos, ayudando a expectorar y eliminar las flemas causantes de las molestias durante los procesos gripales. No debemos olvidar además que el mentol tiene poder analgésico por lo que es usado en fármacos para tratar dolores de garganta, para el tratamiento de quemaduras y para aliviar el prurito o picazón a causa de picaduras de insectos para lo cual caseramente podemos enjugar las zonas afectadas con infusiones de menta. No debemos dejar pasar que el mentol aumenta la temperatura del cuerpo haciendo sudar y de esta manera disminuye la temperatura interna disminuyendo la fiebre en caso que la hubiera.

El timol es otra sustancia presente en la menta que va a reforzar todas las acciones benéficas del mentol, en cuanto a su acción  antimicrobiana, su principal accionar es  contra los hongos  presentes en la piel o en la zona bucal, combatiendo  la gingivitis y la periodontitis que van a causar inflamación de las enciíllas y hasta aflojamiento de los dientes, en el estomago disminuye las flatulencias, en la piel disminuye el escozor combate la sarna y mejora los casos de psoriasis,  a nivel de vías respiratorias  disminuye la tos, constipación, bronquitis, neumonías y faringitis, y al ser bebidas en infusiones le da a la menta un nuevo beneficio, el de prevenir las infecciones urinarias.

En el mentol podemos encontrar limoneno un aceite esencial característico de los cítricos, que va a actuar como antioxidante previniendo el envejecimiento rápido de nuestras células y del cual, estudios recientes están afirmando que tienen poder anticancerígeno, incrementando los niveles de enzimas hepáticas que van a actuar desintoxicando el cuerpo.