Otra vez el Consorcio Obrainsa-Joca decidió suspender sus trabajos en la construcción del nuevo Hospital Regional Hermilio Valdizán Medrano. Aunque oficialmente para el Gobierno Regional dicho consorcio no reinició sus trabajos desde el 22 de julio que paralizó para que se modifique el expediente técnico de la cimentación de la obra ante la filtración de agua en el subsuelo, que no consideraba el expediente inicial, lo cierto es que 45 trabajadores de Construcción Civil, empresarios dueños de volquetes ya habían regresado a prestar sus servicios al Consorcio y repentinamente se han vuelto a quedar sin trabajo.

En este tiempo el Gobierno Regional ha dado diversas fechas para el reinicio de la obra, sin cumplirlas.

En la reunión del viernes entre representantes de Obrainsa-Joca y del Gobierno Regional se ha fijado que a fines de este mes, si no es antes, se reinician los trabajos. Ese compromiso no garantiza nada, pero sí genera expectativas de los obreros y proveedores, que esta vez pueden ser más frustrantes por estar cerca las fiestas de Navidad y fin de año.

Al Gobierno Regional le está faltando comunicar con precisión ¿qué es lo que está pasando con la obra?, ¿por qué no pueden reiniciar hasta ahora los trabajos?, ¿hay responsables? ¿quiénes son? Es momento de comunicar.