Al mediodía de ayer fue detenida Adeliza Pérez Zavala en momentos que intentaba ingresar al penal portando un celular, escondido en una escoba.

Un agente del INPE que registraba sus paquetes detectó que la mujer -que venía de Tingo María- pretendía ingresar un celular escondido en la parte de la escobilla de una escoba de madera.

El equipo de telefonía, estaba embalado con cinta aislante, color negro. Mientras que en el registro personal le encontraron en uno de sus senos dos chips y en el bolsillo de su casaca una batería de celular, por lo que fue detenida y llevada a la Comisaría de Cayhuayna.