Entre llantos, insultos y amenazas se desarrolló la diligencia de reasignación de un puesto de venta de carnes al interior del Mercado Central, conocido también como Mercado Viejo.

Efectivos del Serenazgo y la Policía llegaron con la procuradora pública al centro de abasto la tarde de ayer para tomar posesión del puesto nº 68 que ocupaba el comerciante Grover Masgo Cabrera (75) por más de 30 años, y asignarlo a la también comerciante de ese mercado, Judith Pino Robles, en cumplimiento de la Resolución de Alcaldía 1045-2018-MPHCO, que firmó el entonces alcalde Aníbal Solórzano.

Dos diligencias anteriores fueron frustradas por los comerciantes y esta vez casi lo logran. Policías y serenos retrocedieron ante las aguas sucias que les arrojaron los comerciantes. “¡Fuera!, no los queremos aquí”, gritaban, mientras Amanda Masgo, hija de Grover y también conductora de un puesto de venta de pollos, trepó a la mesa que usaba su padre, en un intento por evitar que se la lleven. Con lágrimas en los ojos pedía suspender la diligencia.

Varios minutos después, en medio del disturbio, los gritos y llantos de algunso comerciantes, los serenos consiguieron retirar la mesa de Grover Masgo.

La referida ordenanza dispone la entrega del puesto de venta de carne nº 68 a Pino Robles debido a que en julio del 2018 fue declarado en abandono por la Gerencia Regional de Desarrollo Económico, dirigida entonces por Erick Ferruzo.

“Ahí se agotó la vía administrativa. Nosotros no podemos revisar el caso porque quedó con resolución firme”, dijo la procuradora Abigail Chiang, al explicar que si no la ejecutan pueden ser denunciados por omisión de sus funciones.

“Le han quitado el puesto a mi padre de forma irregular”, acusaba Amanda Masgo Bailón al relatar que Grover fue operado tres veces por lo que tuvo que dejar su puesto, pero antes de internarse presentó a la Municipalidad su permiso y pagó la tasa correspondiente, pero aún así declararon en abandono su puesto.

Para hoy, los comerciantes anunciaron un plantón en la Municipalidad de Huánuco pidiendo al alcalde aplicar una medida cautelar, debido a que el caso se está en investigación en el Ministerio Público.

La procuradora advirtió que no pueden aplicar dicha medida, porque no existe una resolución judicial que lo ordene.