Juan Carlos Espinoza Vilar

Hace muchos años la Organización Mundial de la Salud ha sistematizado las experiencias exitosas de países como Canadá, por ejemplo, y la denominó Municipios Saludables, como estrategia para alcanzar el desarrollo de los pueblos en el marco del concepto de salud pública, entendida como el completo bienestar físico, emocional y social de la población.

Esta estrategia  tiene 5 ejes temáticos: 1.- Desarrollar Actitudes Saludables, 2.- Desarrollar Espacios Saludables, 3.- Organizar a la Población, 4.- Reorientar los Servicios en Función a las Necesidades de la Población y 5.- Construir Políticas Públicas orientadas a dar solución a los problemas que  identifique la población de manera participativa y concertada.

El año 2003, en Huánuco el Gobierno Regional recién instalado, la Diresa y los actores sociales vinculados al sector salud formulamos el Plan Regional Concertado de Salud en el que consignamos Municipios Saludables como un objetivo estratégico e iniciamos su implementación en 9 localidades con mucho entusiasmo, entre capitales de provincias y distritos: Llata, Pillco Marca, Aucayacu, entre otros, advirtiéndose que el personal de salud no se involucraba, entre otras cosas, porque no tenía el respaldo del Minsa; además, el plan de acción demandaba actividades complementarias a las que estaban acostumbradas a realizar, motivo por el que ­­—de manera participativa y concertada y recogiendo las experiencias del indicado personal— formulamos 5 Módulos Autoinstructivos orientados a dotar de las competencias necesarias al personal del primer nivel de atención como el Desarrollo Personal, Laboral, Relaciones Interpersonales, Uso de la Tecnología de la Información y Atención al Usuario.

Estos módulos han sido objeto de evaluación y revisión por las autoridades competentes del Minsa y, a mi solicitud, la Dirección General de Gestión y Desarrollo de Recursos Humanos en Salud, a cargo de la Dra. Claudia Ugarte Taboada, que emite el Informe n.º 052-2017-DGT-DGGDRH/MINSA de fecha 02 de febrero del 2017, que en el punto 3.2 de las Conclusiones y Recomendaciones establece: “La DIRESA HUÁNUCO fue pionera en definir las competencias para el personal de salud, por lo que RECOMENDAMOS QUE CONTINÚE CON ESA LINEA DE TRABAJO, considerando que en la actualidad el MINSA ya cuenta con marco normativo sobre el tema”.

Ahora que confrontamos la proliferación de enfermedades como el dengue, el zika, coronavirus, desnutrición, anemia, TBC, violencia sexual, violencia contra la mujer, etc, considero necesario y oportuno exigir a nuestras autoridades del Gobierno Regional, Municipal y Sociedad Civil que se implemente la estrategia de Municipios Saludables, teniendo en consideración que Municipio es el conglomerado de ciudadanos y familias organizadas que habitan un determinado territorio y no necesariamente es la Municipalidad representado por su alcalde, a quien los responsables de Promoción de la Salud del Minsa trasladan la responsabilidad de los problemas de salud pública de su jurisdicción, sin considerar sus limitaciones y dotarles de las herramientas para hacerles frente.

Además, la RM n.º 457-2005-MINSA de fecha 15 de junio del 2005 que aprueba el Programa de Municipios y Comunidades Saludables establece que el Sector Salud cumple el rol de Facilitador del Bienestar y Desarrollo Local, por lo que el indicado personal debe contar con las competencias indicadas para que pueda cumplir a cabalidad con el enorme reto que le impone la norma.

«Considero oportuno exigir a nuestras autoridades del Gobierno Regional, Municipal y Sociedad Civil que se implemente la estrategia de Municipios Saludables»