La necropsia practicada al cadáver de Sonia Celestino Silvestre confirmó que fue asesinada antes de ser arrojada a las aguas del río Huallaga con el fin de desaparecer su cuerpo inerte. El principal sospechoso de su muerte, su esposo y padre de sus hijos Fayffer Luciano Romero continúa prófugo con la última de sus hijas de 3 años de edad.

De esta forma Sonia Celestino de 36 años de edad se ha convertido en la primera víctima de feminicidio del año en Huánuco.

La mujer que también se dedicaba a prestar dinero había sido reportada ante la Policía como desaparecida. El propio Fayffer llegó a la Comisaría de Huánuco afirmando que su esposa Sonia había desaparecido la madrugada del lunes 13 que salió a cobrar una deuda a una enfermera.

Tres días después, el cadáver de Sonia era visto por una pobladora de Santa María del Valle entre las aguas del río Huallaga a la altura de la localidad de Jeca.

En la madrugada de ese mismo día: jueves 16 de enero, la familia se organizaba para buscar a Sonia y esperaban a Fayffer, pero no llegaba. Su suegra fue a buscarlo a su casa y entonces descubrió que había huido llevándose a su hija de 3 años y dejando a sus otros dos hijos dormidos.

Desde ese día el sujeto de 52 años se encuentra no habido.

Un familiar de Sonia ha dicho que Fayffer la celaba continuamente con un profesor que era cliente de su restaurante  en el jirón Ayacucho.

El médico legista que revisó el cadáver de Sonia  descubrió que murió por hemorragia subaracnoidea, trauma encefálico grave y contusiones múltiples. Es decir, la golpearon en la cabeza hasta causarle la muerte. Ya sin vida fue arrojada al río en un intento por ocultar su cadáver.

Entre tanto, la Policía ha intensificado la búsqueda de Fayffer para esclarecer lo que ocurrió con su esposa.

Fayffer Luciano es buscado por la Policía.