Tras 17 horas de haber desaparecido, el pequeño Giovani Rosales Ramos (4) fue encontrado sin vida y flotando sobre el canal de agua que está en la margen derecha del río Huallaga, altura del colegio El Amauta, en Paucarbambilla, Amarilis.

El caso conmocionó a sus familiares y vecinos de la Zona Cero que desde el día anterior lo buscaban intensamente, incluso pegaron volantes con su fotografía.

María Rosales, tía del menor, denunció el martes en la Comisaría de Amarilis que el niño salió de su casa ubicada en el Jr. Tacna 125 – Zona Cero, y desapareció. Eran aproximadamente las 3:40 de la tarde, dijo.

Ante ello, familiares y vecinos iniciaron la búsqueda por toda la Zona Cero, incluso a orillas del río Huallaga, pero no lo encontraron.

La mañana de ayer, sus tíos continuaron la búsqueda y al llegar a la altura del colegio Amauta, observaron el cuerpo flotando en un canal. Desesperados lo sacaron, pero el niño no tenía signos vitales.

Un grupo de madres de familia reclamaba justicia porque creía que el menor había sido asesinado, pero la necropsia realizada por el médico legista Jorge Luis Torres, en presencia de la fiscal Elizabeth Gómez, determinó que se había ahogado.

Se conoció que el niño y sus padres llegaron hace unos días de Codo del Pozuzo y el día de su desaparición su madre estaba internada en el hospital, en proceso de parto.