Sesenta y ocho niños de Las Moras siguen esperando que alguna autoridad de Huánuco se apiade de ellos y de una vez por todas elimine el riesgo en el que se encuentran en su institución educativa, que se supone debe ser un lugar seguro para ellos y sus docentes. Sin cerco perimétrico, con piedras y basura cayendo del cerro contiguo y con las lluvias filtrando por el techo de calamina y remojando las bases de la precaria aula de adobe y sofocándose en las aulas prefabricadas, los niños de 3, 4 y 5 años de edad pasan sus días con sus profesoras en el asentamiento humano Leoncio Prado del pueblo joven Las Moras a cinco minutos de distancia de la Plaza de Armas de la ciudad de Huánuco, donde está la Municipalidad de Huánuco y a 7 minutos de Calicanto donde se ubica la sede del Gobierno Regional.

Belia Bravo, directora del jardín, de la Institución Educativa Inicial 143 del Asentamiento Humano Leoncio Prado, dice haber acudido a todas las instancias pidiendo apoyo, pero ninguna se la ha dado.

El último pedido ha sido la construcción del cerco perimétrico de 38 metros de largo por 6 de alto. En la UGEL Huánuco —dice Belia— le han dicho que no tienen presupuesto. El Gobierno Regional ha respondido diciendo que no tiene «saldo de  materiales diversos» para construir dicho cerco y la Municipalidad de Huánuco ha respondido diciendo que no se puede construir solo el cerco perimétrico, sino todo un proyecto de inversión (entiéndase aulas, baños y demás componentes).

PENDIENTE DE SANEAMIENTO

Pues bien, el Gobierno Regional tiene desde hace unos años un proyecto para construir la nueva infraestructura de la Institución Educativa Inicial n.º 143, pero no se puede ejecutar porque el terreno que ocupa no está saneado por la Municipalidad Provincial de Huánuco.

Belia Bravo explica que el trámite para el cambio de uso de parte de la calle Santa Rosa y del pasaje O del pueblo joven Leoncio Prado, para que formen parte del terreno de la institución educativa, se encuentra pendiente de trámite en la Gerencia de Desarrollo Local de la Municipalidad de Huánuco.

El 17 de abril de este año ingresó a la Municipalidad de Huánuco el oficio de la directora del jardín de niños pidiendo el cambio de uso de dicha calle y pasaje que precisamente terminan donde está el jardín de niños. Acompaña el acta de la sesión de dirigentes de todos los asentamientos humanos del pueblo joven Norberto Haro en la que se aprueba por unanimidad que parte de la calle Santa Rosa y del pasaje O pasen a ser parte del referido jardín de niños.

Sin embargo, hasta ahora la Municipalidad demora el trámite y el nivel de riesgo se ha incrementado para los niños con la llegada de las lluvias.

Y no obstante las precarias condiciones en las que funciona este jardín de niños, las vacantes para niños de 5 años para el próximo año están cubiertas, y hasta ayer solo faltaban 16 vacantes por cubrir en la sección de 4 niños.

“Para niños de 3 años aún no estamos aceptando por el riesgo en el que está el aula”, explica la directora que es precisamente la que tiene a su cargo esta sección que funciona en un ambiente de adobe.

“Es bastante la demanda de vacantes para los niños”, dice la directora al reiterar su llamado a las autoridades para que de una vez atiendan a este sector de la población de Huánuco.

Belia Bravo aprovechó la ocasión para invocar la ayuda de algún empresario o autoridad con un volquete para retira el desmonte acumulado en la parte posterior del colegio y que es un peligro para los niños.

Las calaminas tienen huecos por donde filtra la lluvia.