Por la falta de un documento, la remodelación de la plazuela Santo Domingo será paralizada, mientras la Municipalidad Provincial de Huánuco regulariza la presentación del Plan de Monitoreo Arqueológico (PMA) que exige la Dirección Desconcentrada de Cultura.

La paralización de la obra que es financiada por la Municipalidad Provincial de Huánuco significará necesariamente la modificación del plazo de culminación, lo que a su vez conllevará a la ampliación de los días de incomodidad de los vecinos por las restricciones en el tránsito vehicular por esa zona y además va a encarecer la obra.

Como se ve, la falta de un documento está generando una cola de problemas, dificultades y perjuicios que muy bien pudieron evitarse.

Pero no es la primera obra pública donde se presenta este tipo de situaciones: que por la falta de un documento o un trámite se paralicen los trabajos.

No debería ocurrir, pero en la administración pública es casi ya una regla que los expedientes técnicos tengan omisiones o deficiencias que saltan a la luz cuando se empieza a ejecutar la obra.

Que falte un documento en el expediente o que no se haya tramitado una certificación, no es un vicio oculto, es una negligencia que debería se sancionada con rigor.

Por ahora, no hay nada más que hacer que esperar que la solución llegue pronto a la plazuela Santo Domingo.