Un grupo de dirigentes de transportistas está solicitando a la Municipalidad de Huánuco que suspenda la exigencia de la revisión técnica de sus vehículos y solo baste la revisión de características que realiza dicha Municipalidad.

La revisión técnica de los vehículos no puede ser una condición a negociar. Y si, como dicen, tienen una duplicidad de gasto entre revisión técnica y revisión de características, pues desde la Municipalidad se podría reducir el costo de esta última, pero de ninguna manera renunciar a una de ellas.

Para entender. La revisión técnica vehicular es una exigencia establecida en el artículo 241 del Reglamento Nacional de Tránsito. Y según señala, comprende, entre otros aspectos, la verificación de las condiciones mecánicas, el control de emisiones de gases y productos de la combustión en el motor considerados tóxicos o nocivos para la salud y la emisión de ruidos.

En tanto que la revisión de característica vehicular si bien comprende la verificación de las condiciones técnicas de operación (que se ven también en la revisión técnica), también verifica el pintado del código otorgado por la Municipalidad en la parte posterior del vehículo, número de placa, denominación de la empresa, entre otros.

Pues bien, para ahorrar tiempo y dinero la Municipalidad podría exigir primero la revisión técnica y luego hacer la verificación de características, pero nunca renunciar a estas dos medidas ligadas a la seguridad del conductor y pasajeros.